XXVII Ciclo Cultural Caballero

Caballero sorprende con su XXVII Ciclo Cultural Caballero

El Castillo de San Marcos, en El Puerto de Santa María, acogió las dos jornadas de la 17 edición del Ciclo Cultural Caballero, un evento único con el que la firma portuense escenifica más que nunca su apuesta por el producto y el territorio gaditano y andaluz creando un espectáculo novedoso y participativo.

Numerosas personas disfrutaron de dos noches repletas de emociones gastronómicas envueltas en un espectáculo con mucha alma, sabor y arte en un clásico de las noches de verano en El Puerto de Santa María. Con la comida sí se juega, eslogan del evento que firma la agencia gastronómica Eaters, los asistentes pudieron disfrutar de una experiencia que mezcla gastronomía con creatividad, innovación y atrevimiento para lograr un efecto único que da una vuelta hacia la innovación y las nuevas tendencias gastronómicas sin perder la referencia del producto de la tierra.

La velada transcurre alrededor de un mercado gastronómico con diferentes stands donde el usuario entiende y disfruta de la producción de la comida, al mismo tiempo que lo consume, todo ello aderezado con música y arte en directo de la mano del grupo musical gaditano Lady & The Catsy que acompaña sinuosamente a lo largo de toda la velada hasta explotar en un mini concierto final, y la realización de una obra pictórica en directo por parte del artista también gaditano Andy Rivas.

Con un tapaporte en la mano, los asistentes visitan los diferentes puestos degustando exquisitos productos de la tierra acompañados de vinos de la casa, poniendo al alcance de los paladares tostas de Albur de Doñana maridadas con Fino Jarana, ostiones recolectados en los esteros de Puerto Real con Puerto Fino, o un dim sum de gambas y galeras con amontillado Escuadrilla.

No faltaron los tradicionales quesos de la firma gaditana El Bucarito, los embutidos marinos del restaurante Aponiente del Chef del Mar servidos por un miembro de su tripulación, el plancton marino de la empresa Fitoplancton Marino o los helados de la heladería portuense Damássimo.

El evento finalizaba con una barra libre con degustación de la amplia variedad de cócteles de Lustau. En definitiva, fueron dos noches con alma para esta nueva edición del ciclo cultural Caballero.