Desde hace más de 100 años, Ponche Cuesta mantiene su genuina fórmula. Elaborado mediante un largo y minucioso proceso en el que se utiliza una selección de frutas y especias cuidadosamente maceradas, Ponche Cuesta es un placer extraordinario reservado sólo a los gustos más exigentes.
Y esto es algo que Galicia, desde siempre, sabe reconocer.

INSPIRACIÓN GALLEGA

La tradición gallega de las queimadas fue determinante en el nacimiento de Ponche Cuesta. Esta ancestral costumbre y los ingredientes que se utilizan para llevarla a cabo, inspiraron la receta actual de nuestro ponche.
De color ámbar y brillante su sabor a naranjas y especias no dejan indiferente a nadie, tanto en su consumo tradicional solo con hielo, combinado con refrescos o como base para sorprendentes cócteles.